putin presidente de rusia felicita a joe biden tras ganar elecciones de estados unidos

Aunque la narrativa mediática señala al conflicto político entre Rusia y Estados Unidos como la defensa de la libertad de Ucrania, la realidad es que esto se puede considerar como otra manifestación de la crisis económica estadounidense.

Durante los últimos meses América ha producido miles de artículos sobre la «crisis global económica», que realmente debe traducirse a la crisis de la estructura económica estadounidense y la hegemonía del dólar. Ya el banco alemán, Deutsche Bank habría anunciado una era del desorden para la economía de Estados Unidos por su guerra fría (guerra no-convencional) contra China.

La tercera manifestación de su crisis fue el intento desesperado por boicotear empresas chinas y tecnológicas extranjeras como Huawei y ZTE, donde Estados Unidos intentó presionar a la Unión Europea de no adquirir tecnología 5G, aunque Alemania y Francia rechazaron esta advertencia. A esto se suma también el intento por vetar o comprar empresas de redes sociales extranjeras como Tik Tok, y las presiones contra Alibaba Group.

La cuarta manifestación de la crisis estadounidense se refleja en los recursos desesperados que ha utilizado esta nación para acelerar su recuperación económica:

Estos han sido sumamente sorprendentes, mágicos, tan increíbles que han pasado desapercibidos por incluso la mayoría de periodistas, como la obtención de 94 mil bitcoins durante inicios del 2022, que se suman a los 185 mil que confiscó en 2021.

glassnode holdings btc
El gobierno de Estados Unidos es el tercer mayor poseedor de Bitcoin de todo el mundo, seguido por Ucrania. Imagen: Glassnode uncharted (febrero, 2022)

Contexto: El poderío estadounidense en riesgo

Estados Unidos ha perdido el control de la OTAN, y con ello un amplio poder militar y económico, al mismo tiempo que China emerge como una de las principales potencias económicas y comerciales del mundo, incluyendo zonas comerciales europeas. Esto ha llevado a los estadounidenses a adoptar antiguas estrategias como la cortina de hierro, conocida también como telón de acero.

En cuestión militar esto en realidad es muy poco, pues USA aún mantiene sus más de 609 bases militares en el exterior del país, siendo la nación con más bases militares externas en todo el mundo, seguida por Reino Unido con 135, mientras que sus principales enemigos, Rusia y China solo tienen 18 y 3 respectivamente.

La OTAN había tenido un avance constante sobre los países exmiembros de la URSS, pero algo ha cambiado durante los anteriores años. La propia existencia de este organismo se ha puesto en duda en reiteradas ocasiones durante los últimos años, y es que ya no existe como tal, una «amenaza comunista». «La gente paga y estoy feliz», dijo el mismo Donald Trump agradeciendo a los europeos porque pagaban a Estados Unidos por sus fuerzas militares.

Hoy en día, la amenaza comunista son proyectos capitalistas, como el gasoducto Nord Stream 2, que unirá Rusia y Alemania por el mar Báltico, la Ruta de la Seda un acuerdo comercial que unirá a Europa con China. Por ello, estas tensiones en Ucrania en medio de planes de desarrollo solo pueden beneficiar a los anglosajones.

Los anteriores desaires de Angela Merkel, la espiada líder de Alemania, a Estados Unidos por reforzar la presencia militar en Europa del Este y un gasoducto en Ucrania, la salida de Reino Unido de la Unión Europea, han provocado una crisis en el mundo anglosajón a la que el presidente estadounidense Joe Biden ha llegado a responder de forma estratégica.

Gráfico
Expansión de la OTAN en Europa

Reino Unido no se mantiene alejado del conflicto. El miércoles 23 de febrero del 2022, este gobierno ofreció 500 millones en préstamos a Ucrania para resistir cualquier presión de Rusia. Anteriormente, el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso respondió comentarios británicos «convénzanos de que Reino Unido no planea atacar Rusia«.

La estrategia Biden

La estrategia de Biden fue animar a la resolución del conflicto ucraniano, desde su perspectiva, la unión de Ucrania a la OTAN es una misión obligatoria, y Rusia tiene bastante conciencia de lo que el conflicto puede acarrear.

De esta forma, la estrategia Biden ha sido trasladar el conflicto de Medio Oriente (Afganistán, Irán, Siria, Pakistán, etc) y América (Venezuela y Cuba) para concentrarlo en territorio europeo, prácticamente a las puertas de Rusia.

Para esta estrategia, que regresa a las operaciones de la guerra fría, combinando acciones militares y mediáticas, es necesario tener miembros claves que actúen como neutrales: Francia como líder de la OTAN, o México como líder del Tratado de Tlatelolco.

Estas estrategias también se basan en aterrorizar, anunciar presuntos estallidos de guerra, aparentar el inicio de una guerra y solicitar el pasado miércoles 16 de febrero, la salida de diplomáticos de la zona por presunto riesgo.

¿Avanzada rusa en territorio ucraniano?

Rusia habría realizado ejercicios militares cerca de Ucrania cuando comenzaron las especulaciones de una inminente invasión de las fuerzas rusas en territorio ucraniano.

A la par y durante semanas anteriores, las fuerzas ucranianas realizaron varios ataques a ciertas poblaciones, incluyendo a residentes rusos en una región de Ucrania. El más reciente fue un bombardeo de Ucrania contra la población Spartak de Donetsk, el miércoles 23 de febrero.

El pasado lunes 21 de febrero, después de la presión mediática de occidente, Rusia reconoció a la República de Lugansk y la República de Donetsk como oficiales. Esto fue reprobado por la administración de Biden y la OTAN.

Al mismo tiempo, los líderes de ambas repúblicas populares solicitaron ayuda humanitaria para evitar muertes y heridos, así como desplazamientos forzados, ya que el Kiev de Ucrania amenazó con que el próximo 24 de febrero entrará en Estado de Emergencia. Esto consiste en toques de queda, restricciones de movimientos, fuertes regulaciones a los medios de comunicación e incluso la prohibición de algunos partidos políticos.

¿Qué gana USA del conflicto con Rusia en Ucrania?

La finalidad de todo esto, es conflictuar la región, evitar a toda costa que los proyectos que se buscan concretar en esa región se rompan, que no se concreten. Pero este pretexto no solo es válido en Europa, comienza boicotear otras regiones del mundo para así integrar a todo el mundo en el debate global de Ucrania.

El conflicto en Ucrania también ayuda a los aliados estadounidenses a pasar desapercibidos como el primer ministro de Canadá que impulsó la Ley de Emergencia, autorizando reprimir protestas.

La industria armamentística anglosajona, como bien se sabe, se ve beneficiada por las guerras armadas, por lo que hay varios estímulos económicos en juego.

Pero sobre todo, el conflicto militar con Rusia recrudece la crisis global y permite a Estados Unidos comprometer a otros países a tener una postura de aliados forzados por las circunstancias. Una postura que históricamente ha favorecido a sus intereses.

Una nueva guerra le da una nueva oportunidad a los estadounidenses de rebautizarse ante las nuevas generaciones del mundo como los ángeles protectores del mundo, abre también la posibilidad a su deseado plan por tener el control de una facción militar global.

Lo lamentable del conflicto en Ucrania

Lo lamentable del conflicto político en Ucrania es que los medios internacionales y algunas naciones externas se enfocan en revivir el pánico, el miedo, el ambiente bélico, y dejen de lado los discursos de orden, paz, diplomacia y desarrollo para abrirle la puerta al espionaje, al mecenazgo y al sabotaje.

Es un retroceso para la humanidad que ciertas potencias mundiales estén buscando sonsacar a las nuevas generaciones e incitarlas a la guerra. La desinformación, la propaganda y el sesgo político, tan solo provocarán un nuevo orden de caos para justificar masacres y barbarie durante las próximas décadas, como ya ha ocurrido antes.

El desastre ecológico causado por la carrera armamentística y las industrias sigue siendo inminente. La migración a causa del conflicto es también otra posibilidad latente. Otro factor importante es las restricciones comerciales que este conflicto podría acarrear.

Replica / Comentarios

Gracias por tu interés en el contenido de Axency, regístrate para retirar este mensaje.