Tras haber ingresado a un hospital por covid-19, Óscar Chávez, músico, compositor y actor deja un legado en la música popular y de protesta, al ser uno de los máximos exponentes de la trova y la música tradicional mexicana, quien falleció este jueves 30 de abril en la Ciudad de México.

Chávez tenía una afección pulmonar causada por tabaquismo, habría ingresado con un cuadro con características similares a la infección del SARS-COV-2, sin embargo murió antes de ser diagnosticado.

“Una voz de lucha nunca se apaga, gracias Óscar Chávez”, expresó Alejandra Fraustro, secretaria de Cultura. Cuando se supo que había ingresado a un hospital, el presidente le mandó un abrazo especial desde su conferencia y mandó un mensaje de ánimo a todos los hospitalizados por covid.

Al día siguiente, el 1 de mayo del 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó su muerte y dijo que sería recordado por siempre.

¿Quién era Óscar Chávez?

Óscar Chávez nació el 20 de marzo de 1935, en vísperas de la rivalidad entre Cárdenas y Calles, una época donde hacen protestas pidiendo cárcel a expresidentes, los trenes explotan y el Senado desaparece los poderes de los estados de Guanajuato, Durango, Sinaloa y Sonora.

El cantante estudió en la Escuela de Arte Teatral del INBAL y en la Universidad Nacional Autónoma de México. Creía en la unión de los pueblos americanos e inspiraba a la rebelión de la clase obrera ante el sistema patronal.

Inspiraba la rebeldía desde antes del 68

El cantautor formó parte de las protestas estudiantiles de 1968, y cantaba ya en las Facultades desde 1962, junto a Pepe González Márquez, según una investigación de la jornada.

Una de las canciones mexicanas más icónicas que Chávez mantuvo en viva voz la esencia de la anterior lucha fue El Corrido Zapatista.

Cantaba canciones populares mexicanas, corridos de la Revolución, así como de folclor latinoamericano, algo novedoso en esos momentos.

“La canción se redimensionó. En mis discos hay una recopilación, aunque no están todas las que quise porque no me autorizaron. Había parodias con música de Armando Manzanero, Alvaro Carrillo y Francisco Gavilondo Soler, Cri Cri, pero no me lo autorizaron. Me hubiera metido en un lío.”

Óscar Chávez en entrevista para la Jornada, artículo publicado el 2003.

Lo acontecido en Tlatelolco fue un evento que cambió su vida y a México. Chávez insistió en la lira en no olvidar a las víctimas, un eco, una resignificación de la muerte.

Dedicó el álbum México 68 de dos volúmenes a lo ocurrido en tlatelolco y el no olvido, para hacer valer la justicia ante la represión y masacre en Tlatelolco del mal gobierno.

Homenaje póstumo

Como homenaje al “Caifán Mayor”, la Secretaría de Cultura y organismos que la conforman compartirán parte de sus conciertos, audios y películas.

El Caifán mayor

En las últimas décadas del siglo pasado, Chávez se dedicó al rescate de las tradiciones populares en la República mexicana y fue reconocida su labor con el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Tradiciones Populares (2011).

Oscar Chávez, además de compositor, participó en la cinta Los caifanes. Como actor fue dirigido por Héctor Mendoza, Ludwik Margules, Luis Alcoriza, Juan José Gurrola y Juan Ibáñez, entre otros, aunque su mayor reconocimiento lo obtuvo en el ámbito musical.

Máximo exponente de la protesta latinoamericana

Es considerado como uno de los máximos exponentes en México del movimiento musical, folclorista y de protesta latinoamericano conocido como Canto nuevo o Nueva canción.

Entre su amplia discografía, con más de un centenar de discos, destacan Herencia Lírica Mexicana, los tres volúmenes de la serie Voz viva de México (en el cual recita poemas de Sor Juana Inés de la Cruz, Gilberto Owen y Amado Nervo), sus interpretaciones con Guillermo Velázquez y los Leones de la Sierra de Xichú y el Trío Los Morales, sus Parodias Políticas, los inolvidables discos de Macondo y Los Caifanes, y Cuento de Navidad, farsa teatral de Emilio Carballido, entre muchos otros.

Entre los recintos donde llevó a presentarse destacan el Palacio de Bellas Artes en 1973, convirtiéndose en uno de los primeros cantantes de música popular en presentarse en el recinto de mármol. En tanto, el Auditorio Nacional y Ciudad Universitaria fueron escenarios obligados al que acudían sus seguidores cada año.

A lo largo de su trayectoria, se presentó con otros músicos aclamados como Chamín Correa y la Internacional Sonora Santanera, y en múltiples espacios tanto nacionales como internacionales —en Argentina, España, Cuba, Estados Unidos y Chile, por mencionar algunos países.

Chávez rescataba la música tradicional mexicana

Óscar Chávez se destacó además por su labor como investigador y difusor de la música tradicional mexicana. Sus producciones comprenden géneros de diversas regiones del país: Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Guanajuato, Guerrero, Nuevo León, Yucatán y Ciudad de México, retomando desde corridos ferrocarrileros hasta trova latinoamericana, música española, temas infantiles, tango, bolero y festividades como la Navidad y el Día de Muertos.

Cabe señalar que la Fonoteca Nacional resguarda desde 2017, el fondo documental sonoro personal de Chávez, en el que quedan documentados sus 50 años de carrera, así como su faceta de investigador de la música tradicional de México y otras partes del mundo.

Este acervo cuenta con 383 documentos—entre casetes, discos analógicos, discos compactos, cintas de carrete abierto y otros materiales audiovisuales— con entrevistas, producciones musicales y grabaciones en vivo; además de una amplia cantidad de materiales, como libros, folletos, catálogos, partituras y más, que complementan la documentación de la vida y obra del músico.

Su repertorio está integrado por bagaje amplio, vinculado también a movimientos sociales y políticos, como el del 68 y la lucha del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Chávez recuperó canciones de compositores inmortales como Chava Flores o Rafael Elizondo y difundía temas de autores como Pancho Madrigal, incluso participó al lado de cantantes de otras generaciones, como el grupo Panteón Rococó y seguía dedicado a la creación de nuevos temas, señaló Ana Valentina López de Cea en su texto Óscar Chávez, 83 años de canto inquebrantable.

Óscar Chávez, el relajo liberador: Monsiváis

Carlos Monsiváis resumía en su texto Óscar Chávez, el relajo liberador, el trabajo de décadas de este artista:

Desde hace años, Óscar Chávez —cantante, compositor, folclorista, antólogo, luchador social— trabaja en una triple vertiente: rescate de la herencia lírica, presentación de nuevos materiales mexicanos y latinoamericanos, y manejo de las vetas satíricas de la canción. Él no jerarquiza, y si no le concede igual tiempo, sí le da igual importancia a lo viejo y lo nuevo, lo triste y lo divertido, lo épico y lo sensual

Como homenaje al “Caifán Mayor”, la Secretaría de Cultura y organismos que lo conforman compartirán parte de sus conciertos, audios y películas; por ejemplo, a las 20:00 horas de este jueves, la proyección del concierto que ofreció el pasado 2 de octubre 2019 en el Complejo Cultural Los Pinos, con motivo de la conmemoración de los 51 años de los trágicos hechos ocurridos en Tlatelolco, durante el movimiento estudiantil del 68. Esta transmisión será en la página Contigo en la distancia (contigoenladistancia.cultura.gob.mx).

Canal 22 también transmitirá ese mismo concierto el viernes 1 de mayo a las 22:30 h, mientras que el domingo 3 de mayo a las 17 h toca el turno del Concierto Festival del Centro Histórico 2016. Celebrando a Óscar Chávez y este jueves 30 de abril programará el documental Ardió, arde, arderá. Óscar Chávez, músico a las 22:30 h, que fue producido por Arturo Ripstein y Roberto Fiesco, y dirigido por Julián Hernández.

Por Axency

Replica / Debate / Comentarios

Gracias por tu interés en el contenido de Axency, registrate para poder copiarlo.