572 salvadoreños capturados

En medio de la pandemia de coronavirus, sorprendió la noticia que el Gobierno de El Salvador capturara a más de 500 salvadoreños tras ordenar el arresto de más de un millar de ciudadanos presuntos miembros de grupos criminales como Mara Salvatrucha, esto sucedió después varios meses de haberse declarado el Estado de Excepción por la epidemia de coronavirus.

Autoridades de Estados Unidos celebraron los 572 arrestos a salvadoreños presuntos miembros de organizaciones criminales en diferentes lugares de El Salvador, esto forma parte de la operación Escudo Regional que busca golpear “estructuras terroristas y crimen organizado”.

Op. Escudo Regional, forma parte del Triángulo Norte, un compromiso que hicieron tres naciones centroamericanas con estadounidenses, de invertir recursos públicos en la persecución de las bandas criminales cuyos más grandes clientes o financieros se encuentran en Estados Unidos.

Muchas de estas capturas se lograron gracias a la información con la que E.U. colaboró a El Salvador, como el arresto del cabecilla de la MS-13 Armando Eliu Melgar Díaz, alias “Blu”, un presunto pandillero al que se le adjudica dirigir operaciones ilícitas en la costa este de los Estados Unidos.

Estos arrestos fueron considerados una victoria para la seguridad ‘de ambos países’ dijo el embajador de EU en El Salvador, Jhonson y agregó con alegría: “aplaudo la efectividad de las autoridades salvadoreñas en la Operación”.

De igual forma el fiscal estadounidense William Barr se anotó un logro, ya que 1152 salvadoreños están señalados de delincuencia y se les habría girado una orden de aprehensión, por lo que se puede decir que más de la mitad fueron aprehendidos con rapidez.

Según la declaración firmada por El Salvador, Guatemala y Honduras, se comprometen a trabajar para los estadounidenses en la seguridad de la región.

Sin embargo es curioso que el tráfico de armas ilegal provenientes de Estados Unidos no es una de las prioridades en este operativo ni en la investigación, por lo que no se asegura que estas armas continúen en el resto de miembros de estas organizaciones delictivas.

El enfoque era más bien limitado a los intereses de la potencia americana, como narcotráfico, tráfico de personas (polleros) y operaciones internacionales de bandas criminales, particularmente en Norte América.

Aunque también permitió a El Salvador desarticular una red de extorsión que operaba en el mercado La Tiendona, donde miembros de las pandillas MS-13 y Barrio 18 extorsionan por entre $600 mil y $1 millón de dólares al año a los vendedores.

Combate a la delincuencia ≠ desarrollo regional

El combate a la delincuencia no es en sí incentivar el desarrollo regional, ya que se utiliza la fuerza para coartar las libertades de las personas, en vez de acciones concretas como regular sus actividades.

Las cárceles de hecho generan costos extras, y cuando la reintegración social está mal adaptada solo genera mayor desempleo, en ocasiones esto orilla a una vida dedicada a la delincuencia o bien en la irregularidad fiscal.

La verdadera forma de combatir con estrategia no solo la delincuencia, sino también la fuga masiva de ciudadanos en su diáspora por el sueño americano, sería fortalecer la educación e impulsar el desarrollo regional para ofrecer oportunidades de empleos para todos.

Estado de Excepción en El Salvador

La suspensión de derechos en El Salvador ocurrió en dos ocasiones, ambas relacionadas a los efectos de la pandemia de coronavirus por decisión de Nayib Bukele.

Los siguientes derechos se suspendieron para los salvadoreños por constitución:

Sin embargo, ARPAS explica que el Jefe de Estado no prohibiría la libertad de prensa ni la libertad de expresión, lo que sí hizo énfasis fue el libre tránsito por el territorio y que nadie puede cambiar de domicilio o residencia.

Estas medidas punitivas podrían afectar a ciertas actividades económicas. Tras una contracción del 19% del PIB en el segundo trimestre, El Salvador ha caído en una recesión, estiman saldos negativos por lo que su Banco Central ha postergado la publicación de resultados hasta diciembre del 2020.

Sumado a la afectación global de la pandemia, ha hecho considerar a Moodys a El Salvador como bono basura, asegurando que el país enfrenta problemas de liquidez.

México ayuda al desarrollo de la región con 100 millones de dólares

Antes de la pandemia, el Gobierno de México también ofreció apoyó a esta región afectada por la pobreza debido al desempleo, todo esto que propicia el propio narcotráfico o que obliga a sus habitantes migrar de sus países de orígenes debido a la falta de desarrollo.

Así, a pesar de las duras críticas que sufrió por sus opositores mexicanos, el presidente Andrés Manuel López Obrador impulsó el apoyo de 100 millones de dólares a tres países de Centroamérica para fortalecer el desarrollo regional, y que migrar ya no sea una necesidad.

El dinero según el plan de AMLO, debía invertirse en desarrollar opciones de empleos para los habitantes de Honduras, El Salvador y Guatemala.

El mandatario salvadoreño, Nayib Bukele por su parte, tiene conflictos con las autoridades mexicanas, desde marzo del 2020 lo ha manifestado.

Un comentario en «Celebra Estados Unidos cárcel a 572 en El Salvador, presuntos criminales y Mara Salvatrucha»

Replica / Comentarios

Gracias por tu interés en el contenido de Axency, regístrate para retirar este mensaje.