hummer electrica

Ante un posible cambio de régimen en Estados Unidos, con la latente victoria de Biden, contrincante del actual presidente Donald Trump, se ha mencionado en numerosos foros internacionales y medios la urgencia de un cambio de política energética en México, sin embargo cada vez se habla menos de la industrialización del litio y las fabricas de autos eléctricos, en cambio, se indica que el camino correcto es comprar en el extranjero esta tecnología.

De lo que no se habla es de aprovechar las presas como un recurso energético, pero se motiva el consumo de recursos como gas y refinerías externas, que podrían tener aranceles en el futuro ante un cambio de política, lo que generaría costos excesivos en la obtención y exportación del petróleo.

En Sonora ya hay concesiones otorgadas que no se han revocado, y parece no haber apoyo a las iniciativas de crear industrias estatales que aprovechen este recurso para desarrollar cadenas de producción y mayor tecnología autónoma en México. Recientemente también en Zacatecas se encontró otro enorme yacimiento del recurso.

En cambio, AMLO les otorgó exclusividad a las empresas extranjeras que ya están explotando el litio, al no eliminar las concesiones actuales y bloquear nuevas oportunidad para el sector privado nacional.

Uno de los potenciales productos del litio son las baterías de ión de litio, así como los coches eléctricos, que para el año 2030 se proyectan 123 millones de autos sin uso de combustible fósil. Además México ya se ha caracterizado por el ensamblaje de automóviles, por lo que no se trata de una industria ajena a los mexicanos.

Por otro lado señalan que la minería del recurso genera grandes costos ecológicos, al igual que el oro y la plata.

Ante esta latente crisis que podría afectar el futuro de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha mostrado prudente en exageración… o tibio, a pesar de un Senador de Morena ya impulsa la industrialización del recurso, la secretaria de Economía ha hecho comentarios que demeritan el potencial que esto podría tener en beneficio de la económico para el país.

Los mineros de México se plantearon preocupados y en contra las declaraciones de la secretaria, debido a que es un elemento estratégico, incluso la derecha de Bolivia ha reconocido que la nacionalización del litio aumentó las riquezas en todo el país de forma exponencial.

Por otro lado ya se habla de cómo en otros países se están tomando medidas arancelarias para reducir la emisión de dióxido de carbono, una política verde que definitivamente podría llegar con Joe Biden como Presidente, según varios medios.

Victor Toledo dijo estar impulsando industria nacional de litio y autos eléctricos… luego renunció

Ante esto, el gobierno de la 4T había estado impulsando a inicios del 2020 y finales del 2019, un acertado camino hacia la consolidación de una empresa estatal que pudiera aprovechar el litio en todo su potencial.

Esto se conectaría con la capacidad de México en fabricación de autos, con la latente posibilidad de fabricar autos eléctricos en una industria nacional; algo que a países como China y empresas como Tesla, ya les es muy lucrativo.

Sin embargo, aparentemente hay intereses del extranjero que están influyendo al interior del gobierno de AMLO para evitar que estas dos industrias nacionales se consoliden.

El litio y el acecho sobre América Latina

El litio es un recurso natural sobre el que América Latina se encuentra al acecho de potencias mundiales como Canadá, Alemania y Estados Unidos.

Chile, Argentina, Bolivia, Brasil, son algunas de las naciones que no han logrado industrializar el litio, y están recibiendo beneficios mínimos de la explotación de este recurso.

Se estima que para un solo automóvil modelo S, se evapora medio millón de litros de agua de mar así como 30 mil litros de agua dulce, que serían tomados de América Latina para exportar el recurso a bajo costo.

Replica / Debate / Comentarios

Gracias por tu interés en el contenido de Axency, registrate para poder copiarlo.