bitcoin-mexico-amlo-pesos-mexicanos-btc

Como protocolo para un activo digital, Bitcoin es una propuesta interesante que ha venido para crear su propio mercado e inspirar proyectos posteriores que utilizan las cadenas de bloques (blockchain). Pero como moneda circulante, actualmente es una pésima opción. Así también lo consideró el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera.

Herrera, que recién fue anunciado por el Presidente de México como el próximo a ocupar el cargo de Presidente de Banxico, explicó tres puntos por los cuales considera que las criptomonedas no serán considerados como dinero, en una conferencia de prensa que da seguimiento a las peticiones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI en español, FATF en inglés) realizada el lunes 28 de junio del 2021.

Por otro lado, el Banco de México reiteró las advertencias emitidas en 2014, 2017 y 2019 en un comunicado: “Los activos virtuales o criptoactivos son mecanismos de almacenamiento e intercambio de información electrónica. Estos no tienen valor intrínseco y sus características tecnológicas pueden tener usos futuros diversos que pueden determinar su valor. Por ello, suelen ser activos con un valor muy volátil y son considerados especulativos. Si bien pueden ser intercambiados, no cumplen con las funciones del dinero, pues su aceptación como medio de pago es limitada y no son una buena reserva ni referente de valor”.

Esto no significa que no puedan ser comprados bitcoins (BTC) en México, o que sea ilegal tener BTC, simplemente no son considerados moneda circulante. Las exchangues son las encargadas de operar de operar los activos digitales como la creada por Satoshi Nakamoto.

Tampoco significa que bitcoin y otras criptomonedas no deban ser reguladas, de hecho, algunos funcionarios del actual gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, han expresado que lo ideal es que pueda ser regulado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

México no es El Salvador

Adicional a los comentarios de Arturo Herrera que, ya fueron criticados por algunos medios dedicados a este tema, pero en Axency hemos realizado nuestra propia investigación después de haber utilizado varios activos digitales, y tenemos nuestras consideraciones. En esta ocasión creemos acertada la decisión de moverse con cautela en la adopción de bitcoin como moneda circulante a diferencia de El Salvador, un país más pequeño que el Estado mexicano de Chihuahua, con condiciones y dimensiones económicas distintas a México.

Recordemos para empezar el status de El Salvador respecto su moneda nacional: Un desinterés y promoción casi nula de su divisa nacional que ha venido afectando su economía, sumado a causas sociales como las migraciones. México en cambio tiene cierta responsabilidad económica con El Salvador, actualmente no solo le otorga ayuda humanitaria como vacunas, también apoyos económicos para la generación de empleos en su propia tierra y mermar la migración.

Asombraría más bien la decisión de Estados Unidos o China por adoptar las criptomonedas. Conocidos por su buena planificación a largo plazo, los chinos apuestan con todo por la tecnología Blockchain, pero no por Bitcoin. De hecho, las autoridades chinas no recomiendan a su población adquirir dicho activo. Y la minería de bitcoin, que es lo más utilizado en el país asiático no implica comprar BTC, sino venderlo. Que por cierto, en general los mineros chinos lo han vendido a muy buen precio pero esto requirió acumularlo por años. Pero ahora, China ni siquiera tolera a los mineros de BTC.

En el caso de México, el problema no es el precio de bitcoin que en Navidad del 2020 alcanzó el medio millón de pesos mexicanos. Se podría llegar a creer que es “muy caro e inaccesible”, pero en realidad es posible comprar fracciones, digamos $100 pesos de BTC. Que, claro, variará de precio conforme sube o baja su valor, que se estima por el volumen de su mercado, oferta y demanda. Durante los últimos meses su devaluación ha impactado a los usuarios negativamente. Aunque a largo plazo parece ser prometedor. Insistimos, sus defectos no son el precio, si no sus pendientes.

Bitcoin y sus pendientes

Para empezar, Bitcoin se encuentra lejos de sus propios objetivos, como la descentralización total, al menos por ahora. Recordemos que se trata de tecnología que puede continuar siendo desarrollada y superar sus grandes dilemas. Pero hoy en día, ¿realmente es un escape a la inflación y las bancas tradicionales como lo pintan? Abordemos un poco sobre sus pendientes y logros.

Lo que sabremos con certeza durante los próximos años es que El Salvador que ya ha acogido a bitcoin como una moneda circulante junto al dólar, podría ayudar a revertir o reforzar cualquier mito existente sobre los riesgos de esta adopción, por lo que podría ser una región económica de pruebas para estudiar los fenómenos implicados en su economía.

Pero cuidado; el hecho de que durante los próximos dos años demuestre presunta efectividad económica, eso no dará certeza a largo plazo necesariamente. O incluso en corto plazo, debido a su precio oscilante y los costos de transacción.

Casi descentralizado y plutocrático

Para empezar, una de sus grandes propuestas, su presunta descentralización se pone en tela de juicio cada vez que el empresario sudafricano Elon Musk, es utilizado como objeto mediático de Bitcoin, convierte al activo en presa de un hombre millonario de las mancomunidades.

De hecho, bitcoin y las demás criptomonedas, nos traen a colación también que son instrumentos plutocráticos. Dentro de cada comunidad de activos digitales, existen “millonarios” de ciertos activos digitales, y su influencia puede llegar a ser bastante significativa, incluso un problema. Si estos ricos implementan tecnología automatizada, podrían hacer caer el mercado o estimularlo a su favor, para acumular más riquezas digitales. Esto ya nos da por sentado que no es una moneda igualitaria en ningún sentido. Aquél que logre tener más capacidad económica, tendrá más bitcoin.

Relación geográfica de Bitcoin: Mancomunidades y China

No es la primera vez que el activo se relaciona de alguna forma con la Mancomunidad de Naciones Británicas o Estados Unidos. Esto tampoco es extraño, ya que la encriptación utilizada en su protocolo de seguridad SHA-256, fue creado por el NSA de Estados Unidos.

Por otro lado, se habla de la dominancia de la minería bitcoin de China, con porcentajes que superan la mitad de la capacidad global de procesamiento de hash. Recientemente, se han publicado noticias alentadoras sobre un presunto compromiso de China para acabar con la minería.

Sin embargo, los datos regionalizados de la minería no son muy actualizados, y muchos de los reportes chinos en realidad se encuentran en borrador. Esto significa que es mejor esperar a ver cifras actualizadas, ya que hoy por hoy, aunque Bitcoin tiene la capacidad, no está completamente descentralizado ni en su minería, ni en su tasa de hash, ni en sus propietarios y la cantidad de bitcoin que poseen.

¿Alternativa a los bancos? Transferir BTC cuesta…

Gran parte de su propuesta como alternativa de los bancos realmente no han tenido éxito, o su planteamiento no se han ejecutado de manera exitosa. En primer lugar, para los usuarios primerizos y para aquellos que viven donde no hay muchos propietarios de bitcoin es difícil no recurrir al banco en alguna operación.

La cultura entorno al activo digital, hace referencia en varias ocasiones sobre su aparente oposición a los bancos. Sin embargo, el acceso al protocolo requiere la posesión de $BTC, y para poder adquirirlo hay que comprarlo, esto significa que nuestro dinero pasa por el banco.

Algunos miembros de la comunidad bitcoiner culpan de este problema a los exchanges (casas de cambio de criptomonedas), que lucran con el protocolo y altos costos de transferencia. Alegando que existen métodos que pueden llegar a reducir el costo de las transferencias.

De hecho, es posible crear carteras de manera gratuita para recibir BTC sin coste para quien lo recibe. La otra forma de brincarse a los bancos sería minar bitcoin o trabajar para una empresa que pague en criptomonedas.

Pero, aún queda otro problema: En el Paper de Bitcoin no está planteada la eliminación de los fees o tarifas (costos de transacción). Transferirlo cuesta, y esto ya es un problema para ser una moneda circulante. La comunidad bitcoiner tiene argumentos sólidos donde comparan el costo de transferencia de la banca tradicional, respecto a bitcoin.

¿Escape de la inflación?

Otro de los errores es generalizar diciendo que Bitcoin es un escape de la inflación. Si bien, bitcoin tiene un suministro contabilizado por el que muchos usuarios compiten para comprarlo, lo que hace apreciar su valor, esto no garantiza que al momento de adquirirlo tengas riesgo de que la criptomoneda se devalúe, al contrario, el riesgo es muy alto. Esto ha conllevado que millones de dólares y otras divisas, sean “quemadas” por la red.

Uno de los argumentos mayormente utilizados es que en los últimos años, la primera criptomoneda “ha demostrado ser un escape inflacionario en algunos países“. Esto puede ser una falacia para la mayoría de los usuarios que no pueden esperar 2 años o 4 años para mantener ahí sus ingresos, para que el precio de bitcoin cambie de tendencia y comience a apreciarse cuando la temporada es baja. Por lo tanto, para la liquidez inmediata no es una buena opción. A menos que tu economía esté basada en bitcoin, y aún así los cambios podrían ser estrepitosos.

Al revisar detalladamente el histórico de bitcoin, nos topamos con grandes subidas pero también grandísimas caídas. Como siempre, muchos pierden. Ganar no está garantizado. Esto ya de entrada ahuyenta a los usuarios ordinarios que requieren liquidez.

Y, si para evitar el riesgo, intentas recibir bitcoin y que de manera automáticamente se convierta en moneda nacional, espera costos de transacción más elevados en la mayoría de los exchanges. A veces incluso, precios desfavorables a tu favor debido a la lentitud de la red y el precio oscilatorio.

Ejemplo: Si uno de los personajes más ricos de México adquirió 10 bitcoin en un precio de 820 mil pesos mexicanos (gastó 8 millones 200 mil pesos). Y digamos que tomó la mala decisión de no vender ni un solo BTC cuando su precio llegó a su máximo histórico, y aún mantiene el total de esos fondos, actualmente sus 10 bitcoin tienen un precio de 706 mil c/u, se convirtieron en 7 millones 6 mil pesos. Esta persona ha perdido más de 1 millón de pesos, y retirar el dinero solo le hará perder aún más. Pero si el bitcoin ya no sube de valor, podría perder el resto de sus millones. Todavía hay que tomar en cuenta las tarifas para convertir el bitcoin a pesos y viceversa. Ahora, para no perder su adquisición, a este personaje solo le queda impulsar su compra para que más usuarios adquieran, así como su valor y demanda.

Eso no significa que no sea posible ganar, al contrario, hay oportunidades de ganar dinero real y bitcoin invirtiendo en criptomonedas. Pero tiene sus letras pequeñas que los usuarios deben aprender a informarse antes de ser defraudados por actuar con emoción, y por titulares positivos. O bien, perder miles de pesos anuales a través del denominado “robo hormiga”. Bien, hay que aprender a leer, y para ello, muchas veces hay que perder. Considéralo si vas a realizar tus primeras inversiones en cualquier activo.

Desarrollos en puerta… que no son usados por las exchanges y no tienen liquidez

Hoy en día, existen numerosas mejoras que ayudan a acabar con los grandes dilemas que enfrenta Bitcoin actualmente para poder recibir mayor aceptación, facilitar su uso y reducir costos de transacciones.

Red Lightning: ESTÁ CHILA PERO…

La red Lightning, que vendría a mejorar y abaratar las transferencias entre distintas dirección BTC, en realidad no es utilizada por algunos de los exchanges más significativos en México.

Las carteras inteligentes, por otro lado, sí las implementan, pero la mayoría no permite la adquisición de bitcoin en pesos mexicanos. Para depositar ahí, o enviar el dinero a una de las 11 exchange que realmente tenga liquidez de BTC a MXN, se necesita de una transferencia que igualmente tendrá un costo.

En el escenario A) la cartera con Lightning tiene los BTC y los envía a una exchange con liquidez. En este escenario, el usuario puede elegir entre pagar una tarifa común, que podría rondar entre $30 a $150 pesos o más, y puede tardar desde horas hasta algunos días. Así es: algunos días. Una tarifa por debajo de los $49 pesos puede tardar una semana completa.

En el escenario B) el usuario tiene los BTC en la exchange sin Lightning y la tarifa la pone la red. Además de que puede llegar a ser muy caro, incluso puede desaparecer el dinero que envías, algunas casas de intercambio cobran adicionalmente BTC, además existen montos mínimos que pueden llegar a superar los miles de pesos. Esas serían las dificultades de transferir de un exchange a una cartera con Lightning.

Si no tienes las claves, no tienes el bitcoin

Cabe aclarar que al utilizar las exchanges, el bitcoin que según posee el usuario ni siquiera es realmente suyo, ya que no posee las claves secretas de sus direcciones. La exchange puede bloquear, congelar o retirar el bitcoin siguiendo órdenes de las autoridades o bien, siguiendo el reglamento interno, el cual ya aceptaste desde que creaste la cuenta.

Pero para los usuarios comunes mexicanos, ingresar al mundo Bitcoin se realiza a través de aplicaciones o servicios de compra-venta: Los denominados exchanges, cuyas tarifas en realidad son muy altas y es de donde se genera su patrimonio.

Historial criminal de Bitcoin

Algunos bancos regionales habrían cerrado ya con el historial criminal que ha pasado por Bitcoin, pero la diferencia acá, es que el protocolo permite la trazabilidad. Curiosamente, el actual secretario de Hacienda en México, Arturo Herrera negó que tuviera esta cualidad. Sin embargo, el propio GAFI, como el FBI de Estados Unidos, implementan métodos para rastrear BTC.

Aún así, las noticias alrededor de bitcoin relacionadas a grandes escándalos internacionales de grupos criminales, se “contrarresta” con el hecho de que el Gobierno estadounidense, particularmente el Departamento de Justicia, es de los mayores poseedores de Bitcoin. Aunque también deja bastantes sospechas.

Algunas ballenas (whales), como se les considera en el mundo cripto a los que poseen grandes cantidades de bitcoin, son criminales. Como el vendedor de explosivos Roger Ver.

¿Qué le pasa a mí país cuando compro bitcoin con mi moneda nacional?

Cuando compras bitcoin estás pagando el doble: primero, le pagas a la red, y en segundo lugar a una persona o exchange, que normalmente te pondrá un precio más elevado al mercado actual, para obtener una mayor ganancia. Estos pagos representan salida de tu efectivo nacional hacia el extranjero… o la red de mineros, normalmente también en el extranjero.

Otra de las razones obvias es que en el coste de transferencia, el efectivo mexicano que se ha convertido en bitcoin, sale del país en cada transacción, diluyéndose en la red Bitcoin, lo que afecta a la economía nacional y contribuye a una posible inflación de nuestra moneda nacional.

Por lo tanto, perder dinero mexicano en las transacciones BTC y en las apuestas de bitcoin es aventar el dinero en una licuadora para que un minero de China lo reutilice y pueda convertirlo de nuevo en papel moneda. Así mismo lo será ganar dinero con Bitcoin (y retirarlo), se está tomando la perdida de alguien para generar moneda circulante en México. Pero aún así, de nuevo están los fees, que le están pagando a los mineros y a la exchange. Por lo tanto, la minería suena tentadora pero eso no significa una ganancia segura.

¿Qué hago para no comprar bitcoin? Ganar bitcoin

Si no sabes ni deseas liarte con la minería BTC, lo mejor será intercambiar servicios o productos que después puedas convertir a pesos con un valor mayor al que habías estimado. Esto sí beneficiaría a los fondos nacionales, a diferencia de comprar BTC a un Exchange extranjero.

Aunque eso no siempre ocurre, por ello muchos toman medidas con el precio de sus productos en bitcoin, además de contemplar el pago de impuestos se contemplan los fees de la red. O en ocasiones el precio no es actualizado de forma automática y suelen, incluso, ser más caros de lo que habrían sido originalmente.

En el trueque el bitcoin tiene muchas ventajas, ya que en teoría estarías utilizando una cartera inteligente, y no un exchanges. Por tanto, es posible que puedas intercambiar BTC a través de la red Lightning.

Consideración de Axency para el Bitcoin en México

Actualmente, Bitcoin es inviable para México como moneda circulante. para empezar por sus altos costes de transferencia, la poca integración institucional (que teóricamente se vendría desarrollando tras su aprobación). Es también inviable para México por ser un país con carencia tecnológica y bastas regiones sin acceso a Internet. Un aspecto a considerar para quien puede acceder a Bitcoin, es que es un activo digital que se ha mantenido en constante crecimiento hasta el momento.

En caso de que bitcoin cobrara validez mundial, uno de los efectos adversos sería la desproporción. El privilegio de algunos de hablar inglés, el privilegio de otros de poseer una computadora, teléfono o conocer el funcionamiento de la tecnología. Y obviamente, el privilegio de otros para adquirirlo, y por supuesto, de haberlo adquirido a un precio muy bajo.

Existe un dilema de los poseedores y promotores de bitcoin más efectivos, ya que se convierten en millonarios de este activo. Creando un nuevo poder de facto económico transversal, que al no estar regulado puede influir en la política regional. Grandes poderes requieren grandes responsabilidades, so pena de cometer varios riesgos perjudiciales para la sociedad, como el financiamiento ilícito de terrorismo, corrupción institucional, electoral o creación de grupos delictivos. Sin embargo, esto no depende de si Bitcoin sea aprobado como moneda circulante o no, sino de la regulación a los funcionarios públicos y aspirantes a cargos públicos, como ya ocurre en otros países más avanzados en ese sentido, como Rusia.

Lo ideal sería poder regular a los activos digitales en general bajo estándares que garanticen seguridad a sus usuarios de que el activo que está invirtiendo cumple con estándares de fiabilidad razonables. Esta es una idea compartida por Santiago Nieto, actual titular de la UIF quien considera que debe ser regulado por la CNBV, y no por Banxico.

La verdad es que, antes que adoptar una tecnología extranjera como Bitcoin para una moneda circulante, lo ideal sería que México pudiera seguir los pasos de China para desarrollar su propia moneda digital. Sobretodo, expandir la investigación sobre Blockchain y sus utilidades prácticas para mejorar procesos, reducir costos y eficientizar presupuestos. Una de las redes Blockchain que ha inspirado mayor desarrollo y con mayor longevidad es la red de Ethereum, que invita a los desarrolladores a tokenizar sus proyectos.

El reto sería que tanto la legislación, como gobernadores, tomaran como una urgencia la necesidad de un cuerpo tecnológico mexicano encargado del estudio y desarrollo de esta tecnología, tanto para investigación jurídica y financiera como para verificar protocolos. Si se hace correctamente, podrían crearse protocolos de transparencia pública que ayudaría a la abolición de la corrupción, y automatizar procesos como el pago de impuesto. Así, sería posible crear con tecnología nacional monedas virtuales circulantes. Tendría que ser probada de forma eficiente el tiempo necesario, para establecer bonos, premios o méritos digitales oficiales. Un activo que podría venderse y jugar con su escasez.

Replica / Comentarios

Gracias por tu interés en el contenido de Axency, regístrate para retirar este mensaje.