marcelo ebrard

¿Existe presión extranjera para que México acepte las vacunas occidentales? Sí, entre los párrafos de varias entrevistas y en los discursos políticos es bastante notorio la preferencia de muchos países por optar vacunas muy específicas del portafolio COVAX, que aunque es muy amplio, algunas bastante prometedoras como Sputnik V no entran.

Este martes 13, México realizó una precompra millonaria para asegurar vacunas para diciembre del 2020, entre estas se encuentran la vacuna china CanSino, cuya efectividad se basa en que solo requiere una única dosis, además de contar con una producción bastante estable desde el inicio.

México distribuirá miles de vacunas contra el covid-19 desde diciembre del 2020, las primeras en llegar será la vacuna de la farmacéutica china CanSino
México distribuirá miles de vacunas contra el covid-19 desde diciembre del 2020, las primeras en llegar será la vacuna de la farmacéutica china CanSino

El gran atractivo de la vacuna británica, es que se fabricará en México, y será una de las mayores adquisiciones realizadas por el Gobierno en vacunas, parte de este dinero saldrá de los 109 fideicomisos eliminados.

Sin embargo, algunas vacunas que han presentado reacciones adversas, pero son de aliados de México, mantienen la preferencia a pesar del enorme riesgo que representan los efectos secundarios mientras que funcionarios públicos han normalizado estos errores, a la par que países como Estados Unidos presionan a sus laboratorios y obstruyen la actualización de las pautas de verificación sanitaria, como fue el caso de la FDA.

En la presentación de Marcelo Ebrard, el mayor promotor de AstraZeneca, fue acompañado por los representantes de esta vacuna y la de Phizer, ambas requieren la aprobación de la FDA, aunque actualmente sus normativas se encuentran desactualizadas por orden de la Casa Blanca.

Esto no es exclusivo de la Salud, México tiene restricciones, o bien está limitado a un puñado de países occidentales para la colaboración científica y de tecnología, mientras que todo intento de vanguardia con países como China es bastante opaco o con nulos resultados.

La ciencia mexicana parece limitarse a descubrir y leer información de sus proveedores, y en ocasiones termina adquiriendo tecnología que en realidad fue revendida y pudo haberse ahorrado millones de dólares al realizar una compra directa al fabricante.

Funcionarios ¿vendidos?¿corruptos?

Marcelo Ebrard, canciller mexicano, ha elogiado en reiteradas ocasiones las de AstraZeneca y Pfizer, pero no ha sido igual respecto Sputnik V o la vacuna de CanSino que ya ha sido adquirida.

Uno de los problemas más grandes que enfrenta México se encuentra en sus propios funcionarios, que muchos de ellos, además de no ser expertos en sus ámbitos de negociación, no tienen propuesta o bien, rechazan propuestas externas.

En los casos más graves, retoman propuestas de la población y los aplican de forma insípida, o solo para comprobar que se trabajó y cobrar, sin darle difusión adecuada al proyecto, como es el caso del desarrollo de una plataforma para PyMES.

AstraZeneca vacuna “puntera”… en reacciones adversas

A pesar de que la vacuna británica ha presentado ya en dos ocasiones reacciones adversas en los participantes, los funcionarios públicos del país continúan elogiando este proyecto, y sus representantes continúan pisando los talones del Gobierno mexicano para que sean los fármacos occidentales los elegidos.

Así, antes de que se realizaran los primeros ensayos, ya se había comprometido México a adquirir AstraZeneca o Moderna, dos de las vacunas que han presentado irregularidades en las pruebas o han tenido que ser suspendidas.

Mientras que los proyectos mexicanos no solo han quedado relegados, sino que ni siquiera son promocionados, ni mencionados por los grandes medios de la República.

Del mismo modo, Johnson & Johnson suspendió sus ensayos de la vacuna contra el COVID-19 debido a una “enfermedad inexplicable” en uno de sus participantes.

Hasta el momento ninguno de los dos mil voluntarios de la vacuna Sputnik V se ha contagiado de Covid-19, aunque esto solo es una muestra del poco interés del Gobierno de México por elegir opciones más prometederas.

En una entrevista para Milenio, uno de los promotores cuenta las dificultades de que una vacuna no-occidental llegue a México.

Por Axency

Replica / Debate / Comentarios

Gracias por tu interés en el contenido de Axency, registrate para poder copiarlo.