Algunas de las formas más antiguas del ascenso o la fama era captar con emoción y belleza a la sociedad, luego el que buscaba poder y fama, le atribuía su nombre.

Pero siempre hubo eruditos que jamás despreciaron el valor del símbolo, que los sabios bajo el mundo capitalista convertidos ya en publicistas adaptarían el poder del símbolo para los fines capitalistas, concretando así el concepto de las marcas comerciales por su facilidad para ser recordadas y dejar una buena impresión.

Durante años los agentes han tenido el tacto de prospectar y posteriormente ser el enlace entre personas que no se conocen pero que era mejor que lo hicieran… en el actual 2019 se desprecia mucho el valor del agente porque como muchas otras actividades, como la fotografía, la publicidad, psicología, medicina o contaduría: creemos que podemos hacerlo solos.

Muchos te engañan o se engañan diciendo que lo harán ellos mismos. Pero si no lo han hecho antes es porque tienen una vida ocupada y más que hacerlo (una sola vez), hay cosas que si se planean resultan 3 veces mejor que el sólo hacerlo por hacer, o porque había una oferta, o porque parecía sencillo.

Reconocer la fortaleza y la virtud del agente en tu vida profesional te hará revalorar tu siguiente inversión de publicidad.

¿Y tú artista ya te asumiste al merced de los mecenas? Digamos que no lo haces y ni te asumes ni lo intentas ni lo pruebas. Lo rechazas completamente y… ¿dejas de crear? Si aún sigues creando, contácteme, hagamos que esto se mantenga así. Te sugiero darte a conocer. Inténtalo.

Si eres artista y te convertiste en presa del dinero y no has cumplido tus objetivos creativos. Acércate, ya sea para revalorar el costo de tu trabajo, para que comiences un plan de desarrollo o para buscar mejores trabajos.

Replica / Comentarios

Gracias por tu interés en el contenido de Axency, registrate para poder copiarlo.