Como si se tratara del pulmón enfermo del mundo, Estados Unidos ha superado las 100 mil muertes por COVID-19, mientras la administración es criticada por su incapacidad y los aeropuertos siguen abiertos con un alto tráfico aéreo saliendo del país.

Justo antes de alcanzar la cifra de cien mil muertos, el politólogo y lingüista Noam Chomsky expresó que Estados Unidos corría hacia al precipicio por el manejo de Donald Trump ante la situación de la pandemia.

El tráfico aéreo que muestra la aplicación Flight Radar, dedicada a ofrecer vuelos en tiempo real en todo el mundo, y desde Estados Unidos salen la mayoría de los vuelos.

Un vuelo ordinario le permite al virus del SARS-COV-2 viajar de forma rápida a otra parte del mundo, esparciendo así la enfermedad a otras regiones en cuestión de horas.

Sin embargo desde el inicio de la pandemia se ha priorizado la economía de esta industria en muchos países, como es el caso de Estados Unidos en donde el Presidente ha minimizado en varias ocasiones la enfermedad.

62% de muertos eran latinos y afrodescendientes… ¿Blanqueamiento?

No solo ha minimizado la gravedad de la situación, también ha optado por medicamentos y pruebas que cumplen los estándares.

Cabe destacar que la mayoría de los muertos en un anterior reporte de Nueva York reflejaba que un 63% eran latinos y afrodescendientes.

Esto ha infundado en la sociedad el temor de que se trate de que se haya utilizado la enfermedad para una especie de blanqueamiento, continuando así con una lucha racial en el gobierno estadounidense.

La tensión ha causado protestas cuyo tema de nuevo se ha vuelto racial, esto tras el asesinato de un afroamericano por un policía de Minneapolis.

Por Axency

Replica / Debate / Comentarios

Gracias por tu interés en el contenido de Axency, registrate para poder copiarlo.