protestas por racismo en estados unidos george floyd trump se encierra en un bunker

Las élites y medios estadounidenses fueron criticados en las redes sociales y la prensa internacional a inicios del 2021 por su doble moral (o “doble estándar”) demostrada en la forma en que manejaron las protestas internas en Estados Unidos, opacando los reclamos de manifestantes y censurándolos mientras desconocen gobiernos por no atender a la democracia, realizan largos reportajes de manifestaciones extranjeras y fotos espectaculares de la destrucción de anarquistas en China, Europa y Latinoamérica.

Beijing se subió al ring con seriedad solo cuando los medios anglosajones comenzaron a decir que China hacía propaganda comunista de las protestas y hechos violentos, refiriéndose así a las noticias chinas que no era muy distintas de las de otros medios internacionales, como señaló Hua Chunying, ministra de Exterior quien fue directa al clavo: llamó a cesar las difamaciones. Además de pedir paz y congruencia (que dejen de culpar a los chinos de todo), pidió protección para los periodistas que daban cobertura a estos eventos.

Y es que la propia Nancy Pelosi, Presidente en la Cámara de Representantes desde el 2007, habría calificado anteriormente de ¡Hermoso!, las imágenes de una protesta violenta en Hong Kong, lo que fue replicado en venganza por cientos de chinos en redes sociales entre los días de protestas en Estados Unidos 2021.

Otros expertos como Yang Hanyi, se atrevieron a ser más claros “la mayoría de los medios de occidente usaron la palabra ‘turba’ (bulto o muchedumbre) para identificar a los protestantes pro-Trump, mientras que siguen llamando protestantes pro-democracia a los anarquistas de Hong Kong. ¡Qué hipócritas son!“.

Caso muy contrario a lo que hacían los medios anglosajones, durante el mandato de Trump, que llamaron ‘el virus de Wuhan’ o el virus chino. Mientras las protestas por la violencia racial ejercida por policías en Estados Unidos se prolongo por semanas, los medios aliados hacían reportajes de lo mal que estaba América Latina.

Respecto a lo ocurrido, el presidente mexicano solo tocó el tema de la censura, lo cual le pareció desmedido, un mal augurio para la libertad de expresión desde el país de la presunta libertad, que últimamente solo impone aranceles y continúa sin hacer un profundo cambio en las autoridades que han demostrado incapacidad en temas que parecían superados como el racismo.

Mientras incinerar o destruir bienes públicos, incluso negocios privados, es motivado y aplaudido cuando se realiza en otros países desde la prensa anglosajona y las redes sociales que controlan sus empresas, lo que ocurre en la Casa Blanca, en el Capitolio o en las calles de Estados Unidos: ‘eso no es protesta, es violencia’: doble moral.

El marcado contraste en las reacciones y la elección de las palabras son provocadores y dignos de nuestra reflexión

Hua Chunying, ministra de Exterior de China

Lo curioso es que en su momento, fueron esos mismos argumentos los que habría utilizado el gobierno Chino por las protestas en Hong Kong, o el gobierno mexicano en la Ciudad de México, pero fueron arduamente criticados por la prensa estadounidense y la oposición, mientras se promovía la anarquía, la violencia y la incineración en estos países.

Días después algunos funcionarios estadounidenses continuaron con sus difamaciones y fueron replicados severamente por la Ministra de Exterior, “Estados Unidos pagará un alto precio por sus acciones erróneas en los asuntos relacionados con Taiwan y Hong Kong“.

Propaganda anti-china estadounidense

Cuando no le toca a estos países ser lacerados por críticas de agencias norteamericana, son los bots inflando la participación en sus Aplicaciones: relativismo, pesimismo, crisis, fin del mundo, es el constante mensaje de nuestros vecinos, siempre con una condicionante: Si no nos haces caso.

“Si no nos haces caso X”

La fórmula es ‘Si no nos haces caso‘, seguida de una sentencia repetida hasta el hartazgo, repetida hasta que se convierta en verdad o en maldición, por ejemplo, ‘terminarás como Venezuela‘. Se relaciona siempre a cumplir el deseo del otro, por ejemplo, “estudiar en Universidad extranjera, para que sus estudios realmente valgan, para mantener la alta demanda y el prestigio”.

Si no nos haces caso serás comunista“, luego te hablan del control mental que “ejercerán” sobre ti, pero ellos ya se adelantaron, ahora ejercen miedo irracional sobre ti. Ya no quieres ser comunista, porque es “malo“.

“Si no nos haces caso, terminarás como China, donde la gente ya no puede ni hablar, ni expresarse libremente”, lo dicen en el país que son vetados “para que la realidad de otros no se les contagie”. El país que prohibió Tik Tok, ¿en serio? O el que niega la existencia de los bloqueos económicos que ejerce.

La mayoría de los mitos instaurados en el siglo pasado hoy son una burla, sin embargo siguen atrayendo al promedio, su táctica sigue divagando entre el miedo y la risa, su motor de difusión es gigante: radio, televisión, escritura, imágenes, videos, memes, redes sociales.

Un comentario en «Doble moral: Medios de EU criticados hasta en China por protestas y democracia»

Replica / Debate / Comentarios

Gracias por tu interés en el contenido de Axency, registrate para poder copiarlo.